de Rock y Cerveza estamos hechos…

0
257

La cerveza y el universo del rock y el metal siempre tuvieron buena sintonía. No son pocos los festivales del género auspiciados por las principales firmas con espuma, como así tampoco aquellos que directamente le ponen el nombre al evento en cuestión.

Entonces, entre este factor, sumado al alto nivel de ingesta metalero-rockero en cada cita musical como así también la proliferación mundial de cervezas (y cervecerías) artesanales, un numeroso grupo de artistas del palo decidió ponerle su logo, nombre de algún tema o, simplemente, colaborar con las variedades rubias, rojas, negras y frutales del universo del trigo, malta y lúpulo.

Una de las últimas novedades del rubro la tiene Metallica, quienes -luego de probar con una edición limitada de Budweiser-, anunciaron el lanzamiento de Enter Night, la cerveza elaborada por Arrogant Consortia, sello de Stone Brewing. La bebida, cuya distribución ya se amplía a todo EE.UU. (y planea emigrar también a Europa), ya se vendió -en ediciones limitadas- por varios shows californianos de la banda. Y hasta cuenta con un buscador web para hallar puntos de venta.

El mismísimo Lars Ulrich estuvo involucrado en la elaboración de Enter Night, estando en contacto con Greg Kock, cofundador de Stone Brewing. “Esta colaboración fue más que fácil y pura, estamos deseosos de compartir esta increíble bebida con todo el mundo”, declaró el baterista.

Megadeth no podía ser menos y también tiene su espumante: Á Tout Le Monde, producida por Unibroue en Quebec (Canadá), que fue realizada en conjunto por el maestro cervecero Jerry Vietz y Dave Mustaine, líder del grupo heavy thrash.

Otro caso emblemático es el de Iron Maiden. La Doncella de Hierro tiene la Trooper, en referencia al himno del disco Piece of Mind (1983), basada en la visión de un soldado de caballería (muerto en combate) que participó en la batalla de Balaclave de 1854 durante la guerra de Crimea.

Esta cerveza Trooper, una Ale (variedad de fermentación alta) con 4,7% de graduación alcohólica, creada por Robinsons, ya se consigue en el país en varias góndolas de supermercados (el porrón de 330ml) como así también, por Internet, las latas de 476ml y hasta el barril de cinco litros, este último desde los $1.500 pesos. “Soy fan de la cerveza tradicional inglesa”, aseguró el vocalista Bruce Dickinson, en su presentación.

Dejando un poco de lado el heavy metal, el rock también pisó fuerte en la materia con grupos insignias que levantaron espuma. Y Kiss no podía faltar a la cita, siendo una de las banda con mayor cantidad de licencias de productos a su nombre.

El grupo neoyorquino liderado por Paul Stanley y Gene Simmons lanzó Destroyer -en lata grande y porrón-, en relación al mítico álbum de los enmascarados publicado en 1976. Según las características del producto, tiene un aroma dulce de malta con notas de grano y cierto sabor dulce que evoluciona a un leve amargor.

No son pura espuma

Mirá tambiénNo son pura espuma

Otro de los rockeros que no dudaron en tener birra propia son los australianos de AC/DC quienes, en colaboración con Karlsberg, se dejaron llevar, primero por una pilsen, y luego -como homenaje a su último disco Rock or Bust– sacaron a la venta por todo el globo una pale lager (fermentación baja) dorada.

Esta última, una cerveza robusta y seca, se consigue en la Argentina. La lata grande (568 ml, desde $120) y el barril de 5 litros a partir de los $1.200.

(fuente diario Clarin)